Solicita Tu Presupuesto Ahora

Los mejores juegos para niños de 6 años al aire libre

 

Sin duda alguna, jugar al aire libre es una de las actividades más intensas y divertidas en las que podemos promover a nuestros hijos. Sí, por descontado, tendrán que tener nuestros ojos siguiéndoles en cada rincón, pero eso no quita para que ellos sigan desternillándose mientras corren como si les siguiera un león. ¿Qué les aporta enloquecer entre hierbas, carreras y gritos?

  1. Ejercicio. ¿Cuándo ha dejado de ser importante menear el esqueleto sin que un profesor, padre, monitor o cualquier adulto indique hacia dónde, cómo, de qué manera hay que moverse?
  2. Creatividad. Justo esto está relacionado con el punto del ejercicio. Nadie si no los peques deciden a qué jugar, qué normas imponer, cuáles son los límites en el juego…
  3. Relaciones. Vaya… todo va relacionado. Mientras deciden con sus amigos están desarrollando sus habilidades sociales.
  4. Autonomía. No necesitan a alguien encima a cada segundo de su vida tomando decisiones por ellos. Vale, no van a elegir el menú de comidas (pasta, pizza, palomitas, pasta, pizza, salchichas, pasta, pizza, croquetas) pero sí pueden escoger si quieren jugar a una cosa u otra, saltar mucho, correr enloquecidos y agotarse del todo.

Dicho esto, es necesario que demos paso a los mejores juegos para niños de 6 años al aire libre. Saquen cuadernos y bolígrafos, hay que tomar nota de estas ideas.

 

 

Juegos Infantiles para Niños de 6 Años

 

Por fin, sin mayores dilaciones que estas escuetas palabras, damos paso a lo prometido, actividades y dinámicas perfectas para niños y niñas de 6 años que estén disfrutando del aire libre cualquier día.

  • Gallinita ciega: Básicamente es uno de eso juegos de encontrar cosas para niños, solo que en la Gallinita Ciega esa cosa es otro niño. Uno de los participantes se vendará los ojos y hará el papel de la gallina ciega. Le darán tres vueltas, guiándole por los hombros, con el fin, injusto, se ve que no es suficiente con que no pueda ver, de desorientarle. Tambaleante, irá en busca de sus amigos para atrapar a uno y palpar su rostro y su pelo para adivinar su nombre.

 

  • Palmas: ¿Recordáis cuando hacíamos un corro enorme con un montón de compañeros del cole y jugábamos a las palmas? Había canciones, con bailes incluidos, muy graciosos. Cuando nos ponemos a hablar así parece que venimos de la Edad Media… ¡Que alguien nos frene! Podemos enseñar a los nuevos canciones de juegos de las palmas como ‘En la calle 24’, ‘Chocolate’ o ‘Don Federico’.

 

  • El escondite: A nadie se le puede olvidar las reglas de este juego y es imposible que alguien no haya jugado nunca o no tenga noticia de la existencia del mismo. Es el sol de los días de los niños, el arquetipo de los juegos infantiles, el eterno asistente de cualquier fiesta. Se puede incluir en los juegos de encontrar cosas para niños, aunque, una vez más, esas cosas vuelven a ser niños.

 

  • Rayuela: Para empezar, necesitaremos una tiza y un suelo en el que podamos pintar un diagrama de 10 cuadros. En cada uno de ellos escribiremos los números, en orden del 1 al 10. Se lanza una piedra y, allí donde caiga, no se puede pisar. Donde haya un recuadro, se debe pisar a la pata coja, si hay dos se tendrán que pisar los dos cuadrados a la vez, uno con cada pie, obviamente.

 

  • El ratón y el gato: Entre los juegos para niños de 6 años al aire libre encontramos este que es muy, muy divertido. Dos niños son elegidos al azar para ser el ratón (la presa), y el gato (cazador). El resto de los niños formarán un corro o una línea recta, se darán las manos entre sí y cantarán ‘Ratón que te pilla el gato, ratón que te va a pillar, si no te pilla esta noche, mañana te pillará’. Entretanto, el ratón correrá para huir del gato, atravesando las filas de niños a través de los huecos que dejen la unión de sus brazos y entre sus piernas. Cuando el gato pretenda hacer lo mismo, los niños cerrarán el paso. A veces podrá colarse, a veces tendrá que retroceder y buscar otra forma de alcanzar al ratón. Cuando el gato coja al ratón, este se convertirá en el cazador. Pero si, dentro del tiempo pactado, no le da caza, se elegirá a un nuevo ratón y el gato tendrá que intentar coger a este.

 

  • Alto: Es un pilla pilla más elaborado que el clásico juego. Los jugadores solo pueden librarse del que pilla si son más rápidos que él o si se suben en algo que esté más elevado que el suelo. Lo que siempre hemos llamado casa. Debido a las normas, lo idóneo es practicar este juego en un parque infantil, donde hay muchos sitios para subirse.

¿Quieres Ver Imágenes de Nuestras Animaciones Infantiles?

Click Aquí

¿Quieres leer Opiniones de Nuestras Animaciones?

Claro que Sí!

¿Quieres Ver nuestra tabla de Precios?

Vamos allá!

1
×
Hola! Estamos encantados de tenerte por aquí, si necesitas algo no dudes en consultar. Recuerda que tenemos animadores por toda España ;)