Solicita Tu Presupuesto Ahora

Animación Infantil / Blog de Animaciones Infantiles / guiñol, títeres y marionetas de mano

 

Antes de empezar con el artículo, debes saber que en Superanimaciones disponemos de servicio de títeres, guiñoles o marionetas de mano a domicilio por toda España. Si lo deseas, te enviaremos el presupuesto antes de 24 horas.

El teatro de guiñol, títeres y marionetas de mano son una manera fantástica de promover la creatividad y la imaginación en los niños. Además de hacerles disfrutar de maravillosas historias que les llenen de emoción.

 

 

Y aunque los tres elementos nos lleven a sentir las mismas ilusiones, lo cierto es que solemos utilizar indiferentemente los nombres de guiñol, títere o marioneta de mano a la hora de referirnos a cualquier muñeco manejado por manos humanas. Pero no, no son lo mismo. Para ver como podemos utilizar estos nombres de la forma correcta solo tenemos que averiguar a qué se refiere cada uno.

 

¿Cuales son las diferencias entre títere, guiñol y marionetas de mano?

 

teatro de guiñol

 

Marionetas de mano: ¿Alguna vez habéis escuchado o leído el término marioneta de hilos? Pues bien, es que las marionetas se refieren a esos muñecos que se manipulan a través de unos hilos que están enganchados a las extremidades del muñeco.  Curiosamente, el manejo de marionetas se considera una actividad muy complicada que requiere de mucha práctica.

Guiñoles: En los escenarios de teatro de guiñol para niños vemos que los muñecos aparecen desde abajo. Eso es porque están manejados con las manos, las cuales se introducen dentro del muñeco. Su cabezas son estáticas y solo se pueden mover sus brazos.

Títeres: Los títeres representan un concepto que engloba a los dos tipos de muñecos mencionados: los guiñoles y las marionetas. Por lo tanto, sí que podemos emplear la palabra títere para hablar tanto de unos como de otras. Las personas que manipulan a estos muñecos se conoce como titiriteros.

 

marionetas de hilos para niños

 

 

Cómo elaborar un teatro para títeres

 

Se acerca el invierno y con la estación fría se reducen las actividades al aire libre. Los padres tienen que idear nuevas fórmulas para entretener a sus pequeños en casa y, quizá, de vez en cuando también a algún amiguito que venga a pasar la tarde. Una idea fantástica es dedicar el día a hacer un teatro de guiñol o averiguar cómo hacer un escenario para marionetas.

 

como hacer un teatro de titeres

 

Derrocharemos creatividad en una ocupación de la que pueden disfrutar desde los más pequeños a los más grandes y que se puede usar una y otra vez, con mil y un cuentos que contar.

¡Vamos allá!

 

Teatro de guiñol para niños

 Se puede hacer un teatro de guiñol en casa con algunos materiales básicos, son los siguientes:

  • Caja de cartón grande
  • Tijeras
  • Pintura de dedos o de agua
  • Cola
  • Tela roja
  • Lápiz
  • Regla
  • Folios blancos
  • Grapadora

Podemos comprar la caja en cualquier tienda o supermercado o bien pedirla en algún local comercial de nuestro barrio.  Una vez que tenemos todos los materiales en nuestro poder, podemos dar comienzo a la aventura del día: hacer un teatro de guiñol para niños.

 

 

De los pliegues de la caja dejamos tres.  Recortando con las tijeras uno. Dos de ellos harán de las paredes y de en medio hará de suelo del escenario.  Con el lápiz y la regla nos ayudamos para marcar tres centímetros en las solapas laterales, desde adentro hacia afuera. Recortamos el resto.

En el folio dibujamos, a modo de patrón, la forma que nos gustaría que tuviera la zona superior de nuestro teatro de guiñol. Con el lápiz, marcamos por detrás de la solapa la forma dibujada y recortamos. De la base de la caja recortaremos una parte en la zona posterior, que es por donde entraran después las manos con los guiñoles.

Ahora llega la parte colorida de todo el proceso. Elegimos el color base que queremos para nuestro teatrillo, lo pintamos y esperamos a que seque. Es el momento perfecto para hacer un alto y merendar.

Cuando acabemos con los bocadillos y los zumos volvemos para pintar el interior del teatro. Puede ser del mismo tono, o no, que la parte exterior. Que la solapa superior coincida en color, o no. Eso queda a la libre elección. Podemos colorear con dorado o amarillo los bordes de toda la parte frontal. Incluso podemos dibujar algo en papel, colorearlo y luego pegarlo en el cartón del teatro.

 

 

¿Y las cortinas? Claro, las cortinas nunca pueden faltar en un teatro. La longitud de las cortinas será la distancia entre la base y el suelo del teatro, ignorando la altura de la solapa superior. Se deben cortar unos centímetros de más en la tela roja para tapar las grapas. Nuestras cortinas no se correrán, serán inmóviles, así que no hace falta que cortemos demasiado tela. Cuando las tengamos la colocaremos en línea recta y graparemos con dos centímetros de distancia por arriba. El pedazo que sobra se empapará de cola y se pegará hacia dentro, tapando la grapas. Además, añadiremos un trozo de tela en la zona superior del recuadro, pero por dentro, la cual pegaremos con cola.

Y ya tenemos listo nuestro teatro de guiñol. Podemos proponer a nuestros pequeños que escriban una pequeña representación para hacer con guiñoles. Si sale bien podrían llevarla a cabo durante las fiestas familiares. Quizá, incluso, inauguréis este año una nueva tradición: teatrillos infantiles de Navidad.

Sobre cómo hacer un teatro de marionetas. Lo más sencillo es que sigamos todos los pasos que hemos realizado con el teatro de guiñoles solo que, a la hora de abrir el espacio en la base inferior para dejar paso a las manos con los guiñoles, deberemos hacer en la zona superior para dar paso a las marionetas de hilos.

 

Cómo hacer títeres para niños

Cómo hacer marionetas de tela es una pregunta que no suena demasiado en nuestras cabezas, pero ¿a que lo imaginamos como una actividad genial para hacer en familia? O vayamos más allá, podemos hacer con amigos y sus hijos, con los tíos y sobrinos…

 

 

Hacer marionetas infantiles

Solo el hecho de tener que juguetear con unas cuerdas que deben introducirse por unos sitios concretos, que llevaran a que la marioneta se mueva, hace que más de uno se rinda antes incluso de comenzar. No es que sea súper fácil hacer marionetas infantiles, pero sí que es divertido, original y nos permite pasar unas horas muy entretenidas y diferentes. Esta idea que planteamos de marionetas para hacer con niños es todo un éxito.

 ¡Empecemos!

Los materiales que necesitaremos para hacer marionetas infantiles son los siguientes:

  • Papel
  • Lápiz
  • Alambre
  • Papel de plata
  • Telas de colores
  • Masilla blanca
  • Pinturas acrílicas
  • Tela de colores
  • Palos de madera
  • Cola
  • Hilo de pesca
  • Hilo
  • Aguja

Lo primero que hacemos es dibujar sobre el folio la forma que va a tener nuestra marioneta de tela. Solo dibujaremos la silueta de lo que va a ser. Una vez lo tengamos haremos forma con el alambre al cuerpo, formando el tronco como un cuadrado, las cuatro extremidades y la cabeza. Para que luego podamos mover sus brazos y piernas, tendremos que hacer las extremidades de la marioneta con dos tramos de alambre y círculos en los extremos que nos permitan poder enlazarlos más tarde. Esto es, de hombro a codo y en el codo, aunque no en la mano; y de ingle a rodilla y en la rodilla que va hasta el pie.

 

 

Seguidamente, forramos la estructura creada a partir de alambre con papel plata. Podemos aprovechar para darle una forma más concreta a la marioneta. Que tenga más o menos volumen, más o menos pecho, etc. Intentaremos darle una forma ovalada a la a cabeza. Recubrimos el cuerpo con la masilla blanca, dándole la forma a su rostro. También podemos hacer forma a las manos con unos dedos. Cuando terminemos, esperamos a que seque.

Una vez estemos seguros de que se ha secado la masilla nos pondremos a pintar. Para ellos nos valdremos de unas pinturas acrílicas. Podemos mezclar para conseguir el tono de piel deseado. Cuando los tengamos terminados, es recomendable que los demos un poco de barniz para proteger la pintura.

A la hora de hacer la ropa para nuestras creaciones algunos se desesperan. Pero si ya hemos sido capaces de hacer una marioneta de tela para niños, ¿cómo nos vamos a asustar por coser una camisetilla? Seguro que no sale perfecta, pero saldrá bien.

Se acerca la parte final. Cogemos dos palos de madera y los unos en cruz con cola. También podemos atarlos para mayor seguridad. Metemos los hilos por los agujeros que hicimos al principio en las articulaciones de las extremidades y los unimos al palo.

Y ya está… ¿O no?

¡El pelo de nuestras marionetas!

Podemos hacerlo con tela, y pegarla con cola. Fabricar sombreros o peinados y pegarlos con cola en la cabecita de nuestras marionetas para niños. Ya lo tenemos sin duda este trabajito también nos podría servir para hacer manualidades para cumpleaños de cualquier niño.

 

 

Dónde comprar marionetas

Si nadie quiere acompañarnos en esta actividad y nos desanimamos, si necesitamos las marionetas por una u otra razón con cierta rapidez, si además no tenemos tiempo para hacerlas, si no nos sentimos con ganas de tanto tejemaneje (aunque insistimos en la diversión en conjunto), podemos comprarlas. ¿Dónde? En Internet es seguro que encontraremos un infinito abanico de opciones para comprar marionetas para niños. Pero también podemos darnos una vuelta por las tiendas de juguetes de nuestra ciudad en los ratos que tengamos libres y echar un ojo a los productos que se nos ofrecen.

 

 

Cómo hacer una marioneta de mano

Esto te será muy útil para saber cómo hacer un teatro de marionetas de mano. Habitualmente para hacer una marioneta de mano pensamos en esta expresión cuando queremos construir y/o comprar un muñeco que manejar con nuestras propias manos. Pues bien, como ya sabemos, tanto las marionetas de mano como las marionetas para dedos son guiñoles. ¿Lo liamos un poco más? Pues si nos preguntáramos cómo hacer una titella, sí estaríamos pensando en una marioneta… Curioso, ¿verdad? Pero vayamos a lo que nos ocupa, los guiñoles. Veamos cómo hacer uno.

Los materiales que se van a requerir en este proceso son:

  • Bolígrafos
  • Calcetín
  • Un trozo pequeño de cartón
  • Cartulinas de colores
  • Ojos móviles
  • Ovillo de lana
  • Tijeras
  • Pegamento/ pistola de silicona caliente

 

 

Al igual que hacemos con cualquier taller de manualidades infantiles, dibujamos un círculo en el cartón y lo recortamos. Lo pegaremos doblado por la mitad con cola en la punta del calcetín, al que daremos la vuelta previamente. Ponemos derecho el calcetín y tomamos medida del molde del paladar que se le ha quedado al futuro personaje. Podemos calcarlo en una cartulina, recortarlo y pegarlo en el calcetín. ¿Roja? O azul, o violeta, es tu personaje y tendrá el paladar del color que tú prefieras. 

Para pegar los ojos del guiñol podemos ayudarnos del bolígrafo, con él marcaremos la posición apropiada para colocar los ojos. Podemos hacerlo con la pistola de silicona caliente, de esta manera nos aseguramos de que no se muevan de ahí; o con el pegamento. Cortamos unas tiras de lana para hacer la melena del personaje e incluso podemos cortar dos más cortas y añadirlas a modo de cejas.

Una vez hallamos pegado el último cabello habremos terminado con nuestra ¿marioneta de mano? ¡Guiñol!

Para hacer marionetas de dedos podemos seguir los mismos pasos sólo que en lugar de un calcetín utilizaremos fieltro, con él haremos la forma del dedo de la persona que va a manipular el títere.

 

Uno de los Teatros de marionetas espectacular + Animación de Superanimaciones

 

Además debes saber que Superanimaciones puede ofrecete este tipo de espectáculos con teatro de guiñoles, títeres y marionetas por toda España ¿Hablamos?

 

1
×
Hola! Estamos encantados de tenerte por aquí, si necesitas algo no dudes en consultar. Recuerda que tenemos animadores por toda España ;)